El Proyecto

DETALLES DE LA CAMPAÑA
EL DESAFÍO
Cada día, mil millones de personas se levantan con hambre. La ONU prevé que la población mundial crezca de 7.000 millones a más de 9.000 en 2050, y el mundo debe producir un 70% más de comida para mantener ese ritmo. Los océanos pueden ayudar a afrontar el desafío proporcionando una comida nutritiva cada día para 700 millones de personas, pero están en problemas. Si no actuamos, el pescado salvaje pronto puede dejar de ser una fuente de alimento importante para un planeta hambriento.

El pico de las capturas mundiales de pescado se registró en los 80 y desde entonces estas han ido descendiendo por la sobrepesca y la destrucción de hábitats. Se estima que la flota pesquera mundial es un 250% mayor que lo necesario para pescar responsablemente.

Por fortuna, se puede revertir esta tendencia poniendo en marcha una gestión pesquera basada en datos científicos para detener la sobrepesca, reducir las capturas accidentales y proteger los hábitats en los 30 países que producen y controlan más del 90% del pescado salvaje en el mundo.


LA SOLUCIÓN
Recuperar la productividad de los océanos es una tarea viable y Oceana posee las herramientas necesarias para liderar los esfuerzos mundiales precisos para conseguirlo. Las aguas más productivas del mundo pertenecen a un pequeño número de naciones soberanas: el 68% del pescado salvaje se captura en tan solo diez países.

Mediante campañas en favor de prácticas pesqueras responsables en áreas clave, Oceana ha logrado establecer límites de capturas, restringir las capturas accidentales y preservar hábitats en todo el mundo, apoyando el crecimiento de pesquerías que pueden alimentar a millones de personas hambrientas. Es bueno para los océanos y las especies que viven en ellos, y bueno para el creciente número de personas que pueden depender del pescado salvaje como parte de su dieta. El pescado salvaje requiere una mínima cantidad de agua dulce, emite poco dióxido de carbono, no emplea tierra agrícola y proporciona una proteína magra y saludable a un precio por kilo inferior al de la ternera, el pollo, el cordero o el cerdo.

Podemos emplear el extraordinario poder de los océanos para alimentarnos empleando estrategias inteligentes y basadas en la ciencia: si salvamos los océanos, podemos contribuir a alimentar al mundo.
¿CUÁLES SON LOS PRINCIPALES OBJETIVOS
DE LA CAMPAÑA?
  • FOMENTAR OPORTUNIDADES PARA LOGRAR ÉXITOS POLÍTICOS Y RECOLECTAR FONDOS PARA APOYAR LAS ACTIVIDADES DE OCEANA Y DE SUS COLABORADORES.
  • DIFUNDIR “LA PROTEÍNA PERFECTA” A ESCALA GLOBAL, DE MANERA QUE PERSONAS DE TODO EL PLANETA PUEDAN IMPLICARSE EN LA CAMPAÑA PARA SALVAR LOS OCÉANOS DEL MUNDO.

¿QUÉ HACE QUE NUESTRA CAMPAÑA SEA ÚNICA?

20 chefs de alto nivel y muy influyentes, que trabajan en algunos de los restaurantes mejor considerados del mundo, se han unido para ayudar a salvar los océanos y alimentar al mundo
Oceana, the only international organization dedicated solely to ocean conservation, presents a revolutionary initiative to make out oceans more biodiverse and, in turn, end hunger in the world.
¿CÓMO PUEDES COLABORAR?
  1. Difunde las noticias mediante tus cuentas de twitter/facebook.

    Cuenta a tus amigos lo que están haciendo estos chefs y anímalos a que se unan a la campaña.

  2. Compra el libro electrónico.

    Y así podrás apoyar el trabajo de oceana y conocer los desafíos a los que nos enfrentamos.

  3. Adopta algunos hábitos muy sencillos que se explican en el libro para.

    Come pescado salvaje, pequeño, local y mucho marisco.